Guadalupe, patrona de Hondarribia

El día 8 de septiembre se celebra la festividad de la virgen de Guadalupe, patrona de Hondarribia. Ese día el municipio celebra su alarde, un desfile en el que se dan cita varias compañías en representación a los antiguos barrios o gremios de la ciudad.

Alarde de Hondarribia (Gipuzkoa)

Subiendo a Guadalupe en el defile del Alarde. Foto de EFE.

He de reconocer que jamás he estado en Hondarribia en su día grande, pero lo que sí puedo decir es que el Santuario de Guadalupe es uno de mis lugares favoritos. Lo conozco porque varios familiares y amigos escogieron este lugar para unirse en santo matrimonio. Pero, la verdad es que no hay ninguna explicación razonable por la que sienta esa admiración hacia el santuario. No tengo ningún vínculo con la virgen de Guadalupe, no soy precisamente devota, ni una amante de los templos religiosos. Y ni siquiera mis raíces tienen nada que ver con la comarca Bidasoa Txingudi.

Santuario de Guadalupa en el monte Jaizkibel (Hondarribia)

Torre del Santuario de Guadalupe
Sin embargo, durante los años que he estado fuera y siempre que podía en mis visitas a Donostia, intentaba hacer una breve escapada para subir hasta el monte Jaizkibel. Desde allí la vista de la Bahía de Txingudi es espectacular. Es casi lo primero que hay que hacer nada más llegar al Santuario. Acercarse al mirador y deleitarse con las vistas.

Vista de la bahía Bidasoa Txingudi desde el mirador de Guadalupe

La zona, además, nos permite pasar la tarde o el día entero si queremos en su enorme merendero, al que podemos llevar nuestras tortillas de patatas y nuestros refrescos para echar el día. Y si lo que quieres es solo un aperitivo, no dejes de hacer una parada en el caserío que hay junto al Santuario. La cantina Guadalupe, el único bar de la zona, sirve las mejores croquetas de bacalao y los mejores pintxos de txistorra de la provincia.

Cantina de Guadalupe en el monte Jaizquibel

Si seguimos avanzando por la zona, podremos visitar otras fortalezas. El fuerte de San Enrique, fechado en 1876, está justo en la cima, pero hay otro más próximo al Santuario que, de hecho, lleva el mismo nombre, Guadalupe. Este último fue construido a finales del siglo XIX pero está mejor conservado que el anterior.

Y si seguimos rastreando el entorno quizá podamos toparnos con estos potros bretones que campan a sus anchas por el monte de Jaizkibel y que a veces podemos verlos muy cerca de la ermita. Una preciosidad que bien merece una instantánea.

Potros en el Monte Jaizquibel frente al Santuario de Guadalupe

Por eso, os recomiendo visitar la zona. Si eres senderista, te perderás por las diferentes rutas que ofrece el monte Jaizkibel. Si simplemente eres dominguero, estás tardando en preparar tu tortilla y tus bocatas. Y si solo quieres disfrutar de las vistas que ofrece el mirador del Santuario, acércate cualquier día. Yo ya lo he hecho, por eso este año quizá me acerque a la ermita en la fecha más apropiada, el día de su patrona, este sábado 8 de septiembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s