“La mejor sala de cine del mundo”

A mí me gustaba la vuelta al cole. Es cierto que se acababan las vacaciones, que ya no podías levantarte a la hora que te diera la real gana y que ahora tenías que pasar horas y horas sentado delante de un profesor. Pero en el fondo, me encantaba volver al cole en septiembre, porque asociaba el inicio de clase con una pantalla gigante en la que proyectaban películas, en “la mejor sala de cine del mundo”.

Y no lo digo yo. Así es como Oliver Stone bautizó al Velódromo de Anoeta en 1986, cuando vino por primera vez al Festival de Cine de San Sebastián para presentar “Salvador”, y pudo ver llenarse el recinto con más de 3.000 personas.

El Velódromo de Anoeta en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián

Imagen de una de las proyecciones en el Velódromo de Anoeta durante el Festival de Cine de San Sebastián. Fuente: Diario Vasco.

Era también la primera que el Velódromo se convertía en una enorme sala de cine, y desde entonces lo ha hecho durante todas las ediciones de Zinemaldia. Es la sección más popular del Festival, que proyecta grandes estrenos en una pantalla de 400 m². Son sesiones multitudinarias en las que más de 3.000 espectadores comparten su ilusión por asistir a una de las proyecciones del certamen.

Este año las películas escogidas han sido “Deus et Machina” de Koldo Almandoz,  “Voice Over” de Martín Rosete, e “Ikuska 20” del cineasta donostiarra Antxon Ezeiza. Un film, éste último,  que supuso el cierre del proyecto Ikuska, una serie de veinte cortometrajes documentales en euskera y sobre el País Vasco que se produjeron entre 1978 y 1982.

Antxon Ezeiza (1935-2011).

Sin olvidar Big Friday, una nueva iniciativa del festival que proyectará este viernes el estreno mundial de “The Art of Flight” y el estreno europeo de “Storm Surfers”, ambas en 3D.

Al fin y al cabo, un recinto transformado en cine para todos, pero que por las mañanas está reservado única y exclusivamente para el público infantil, a través de un programa concertado con colegios de la provincia.

LLegada de escolares al Velódromo de Anoeta para asistir una proyección del Festival de Cine de San Sebastián

Fotografía del Diario Vasco

Por eso, la vuelta el cole era mágica. Por eso, este año al pasar por el velódromo y ver cientos de niños esperando para entrar en las instalaciones y ver, en este caso, la proyección de “Papá, soy una zombie”, no he podido evitar viajar en el tiempo y recordar “Cortocircuito” de John Badham o “El Oso” de Jean-Jacques Annaud. Algunas de las primeras películas que vi en el cine, o al menos en “la mejor sala del cine del mundo”.

Anuncios

2 pensamientos en ““La mejor sala de cine del mundo”

  1. ¡Creo que yo también vi “El oso” en el velódromo!
    Pero la que jamás olvidaré es “Laberintoaren barrena” con David Bowie, me encanto! tengo un recuerdo muy nítido de esa ocasión, y recuerdos tan claros de la infancia se tienen pocos.

  2. Creo que el hecho de que esos recuerdos sean tan nítidos tiene algo que ver con la magia del velódromo. Un cine tan grande para nuestras primeras inmersiones en el séptimo arte. La magia de Zinemaladia.
    ¡Gracias por tu comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s