Inmortalizar es un arte

Es un lugar lleno de arte y, como tal, te impide pestañear y hace que el vello se te erice. Pero a mí me hizo al mismo tiempo abandonar la sala con una sensación de derrota y de impotencia, porque fui consciente de que difícilmente llegaría a hacer la cuarta parte de lo que estaba viendo. Es la exposición de imágenes realizadas por los socios de la SFG, la Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa. Socios noveles y socios veteranos. Algunos con años de experiencia a sus espaldas, mientras que otros reflejan la inocencia del que empieza con ilusión y vocación. Pero todos con un alma de fotógrafo que saben sacar a la luz en sus instantáneas.

Salón social de la Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa

Salón social de la SFG. Es el lugar de reunión y tertulia, así como de exposición de fotografías de los socios.

La Fotográfica de Gipuzkoa lleva desde el año 45 (aunque formalmente no se constituyó hasta el 48) promulgando el arte fotográfico y videográfico. En la SFG aman la imagen y contagian esa pasión a través de sus cursos. Organizan tres al año, uno de video y dos de foto, en primavera y en otoño. Y ahí fui yo, al de iniciación de fotografía como “fotógrafa frustrada” que en su día se compró una réflex analógica a la que nunca supo sacar partido y que ya en la era digital decidió adquirir unas nociones básicas para conocer al menos el significado de esos términos que tantas veces le habían sonado a chino.

Saber utilizar el obturador y el diafragma. Conocer conceptos como la profundidad de campo o  el ISO. Dar prioridad a la apertura, tiempo de exposición, tipos de objetivos, de sensores… Todo eso lo he aprendido, pero también me he dado cuenta de algo, de que San Sebastián está lleno de artistas y llegar tan solo a la suela de sus zapatos es algo muy complicado que lleva su tiempo y su dedicación. No importa los conocimientos que adquieras, hay algo que se nace y no todo se hace.

Exposición de fotografías presentadas a concurso

Algunas fotografías presentadas en el último concurso social de la SFG.

Hay muchas exposiciones como ésta, que salen de los concursos y rallys que organizan de forma interna para los socios y a través de los cuales comparten experiencias y siguen progresando en su carrera, algunos por hobby y otros porque es su pan de cada día.

Esta exposición que ahora se muestra recoge cerca de un centenar de maneras de ver Donostia, 100 prismas distintos de un mismo lugar. Visiones distintas del mar, de sus olas, su orilla, sus barcos en el puerto y la vida pesquera. Su Aquarium, sus escalinatas o sus cañones a la entrada. Diferentes perspectivas del edificio que más líneas puede ofrecernos: el Kurssal en panorámica, en picado o en contrapicado, iluminado en la noche o apagado durante el día. Diferentes formas de concebir el arte de Oteiza y el de Chillida. San Sebastián vista desde Ulia o desde Igueldo.

Podrías pasarte horas analizando cada imagen, cada una con un mensaje, cada una con una persona detrás con su propia historia y su propia manera de entender el arte de la fotografía. Porque si hay algo que he aprendido en este curso es que no hay fotografías buenas o malas, ni cámaras mejores o peores. Lo que hay son fotógrafos, y yo no diría buenos o malos, simplemente cada uno con una esencia propia que reflejar en sus fotos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s